ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES UNA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

lunes, 3 de diciembre de 2018

El Ciudad Jardín C.D. desnuda las carencias villarrenses.

Crónica partido 12ª jornada de liga de la Primera División Andaluza.

Grupo de  Córdoba.

 
La falta de contundencia en las dos áreas provoca una nueva derrota.
 

Ciudad Jardín C.D.  3  Villa del Río C.F. 1

 

Ciudad Jardín- Canales, Piñi, Juanfran, Jorge Román, Mateo, More, Toni, Prieto, Juanma, Enma y Tomy. También jugaron: Pedro, Tate, Vioque, Isidro, Caro y Amador.

Villa del Río- Mathius, Agapito, Germán, Juanca, Soto, Cris, Álvaro, Madueño, Edu, Antolín y Enrique. También jugaron: Cámara, Dani Frías, Juampe y Javi Cobos.

Árbitro- Matías Torralbo Pozuelo. Estuvo auxiliado en las bandas por Espínola Carballo y Baena Fernández. Amonestó a los locales Juanfran, Piñi, Mateo y Canales y a los visitantes Madueño y Agapito.

Goles-  1-0 (min. 13) Enma  2-0 (min. 47)  Jorge Román  3-0 (min. 63) Isidro  3-1 (min. 89) Dani Frías.

 

Incidencias- Un centenar de espectadores se dieron cita en la Instalaciones Deportivas de Poniente de nuestra capital, en una sobremesa soleada y con temperatura muy agradable.

 

Comentario-  Firma: Francisco J. García

 

El líder no perdona y suma un nuevo triunfo. Ya se sabe que el fútbol es un deporte que se juega sobre un amplio rectángulo de juego, pero que el ganador se suele decidir en ambas áreas. La solvencia del Ciudad Jardín resultó decisiva para doblegar a un Villa del Río que trató de acaparar el balón y jugarlo con criterio, pero que se mostró absolutamente inoperante en las dos áreas.

Y es que desde el pitido inicial, el conjunto visitante intentó llevar la manija en el juego, ante un cuadro local al que parecía no importarle esa tesitura. Se jugaba más en la mitad del terreno local y con entradas por las bandas, los villarrenses comenzaron a aproximarse al área de Canales. Tras un primer aviso de Álvaro que estrelló el balón en el lateral de la red, sería Enrique (min. 6) quien tras encontrarse un balón suelto en el segundo palo, remataría impactando el esférico en el cuerpo de Piñi.

 

More y Cris disputan un balón en medio campo.

 

Pero muy pronto aflorarían las tremendas desaplicaciones defensivas de los rojillos. Y tras un primer aviso de Toni (min. 8) tras una pérdida ingenua en la salida de balón de su oponente, llegaría el primer gol del partido. Tras un centro lateral de Mateo, el balón llega a Enma que completamente sólo en el segundo palo y aunque remató en semifallo, batió a Mathius.

Los locales aprovechaban el regalo villarrense para tomar ventaja en el marcador, lo que les permitió jugar con una cierta tranquilidad. El gol no varió en absoluto el guión del partido, iniciativa visitante frente a un cuadro local bien plantado en el terreno de juego, muy generoso en el esfuerzo y que tras cualquier robo de balón buscaba la velocidad de Tomy Montenegro y la experiencia de Enma.

Mientras tanto el Villa del Río buscaba el gol del empate con dos jugadores muy abiertos en cada banda y el desborde de Antolín entrando desde atrás. Pero sus ocasiones, algunas muy claras, quedaban sin productividad alguna, víctima de su falta de pegada. Ni Edu (min. 15) tras superar a Jorge Román, ni de nuevo Edu (min. 32) a centro de Cámara, ni Madueño (min. 41) desde la frontal, ni Enrique (min. 44) tras un balón dividido con el propio meta rival, supieron hacer gol.

Y entre tanta falta de puntería, los locales sabiendo en todo momento como jugar y aplicando la ley del mínimo esfuerzo también pudieron incrementar su renta, pero Mathius estuvo muy acertado tras un remate de cabeza de Juanfran (min. 18) y otro de Toni (min. 37) tras centro de Piñi.

Y es que la solvencia del conjunto de la barriada de Poniente se puso de manifiesto en la jugada que dio paso al obligado descanso. Un saque largo de Canales, Enma peina la pelota y la salida de Mathius al anticiparse al remate de Toni, evitó el gol. Tres toques de balón tan solo, para generar una jugada de peligro.

Tras el paso por vestuarios cualquier duda que pudiera existir en torno al marcador final quedó erradicada en apenas un par de minutos. Un saque de esquina de Enma es rematado por Jorge Román con total comodidad, sin que ningún contrario le moleste lo más mínimo.

El enésimo error defensivo costaba un nuevo gol en contra y dejaba prácticamente en bandeja de plata al Ciudad Jardín su décimo triunfo liguero. El Villa del Río queda tocado y pierde momentáneamente la concentración. Desde el banquillo visitante se busca una reacción y en apenas dos minutos se incorporan al juego tres jugadores (Dani Frías, Juampe y Javi Cobos). Ariel Montenegro no quiere ser menos y busca oxigenar a los suyos con la entrada al unísono de Tate, Isidro y Vioque. Entre tanto desconcierto con tanta cara nueva, tanto cambio de posición y tras otro fallo defensivo rojillo, Tate entra como quiere por banda izquierda y su centro deja un balón franco en la cabeza de Isidro que a un metro de la portería no desaprovecha la asistencia de su compañero.

 

Antolín protege un balón ante el acoso de Piñi.

 

El tres a cero del marcador con casi media hora de juego por delante quizás pudiera ser un castigo excesivo, pero un solvente y efectivo Ciudad Jardín estaba desnudando las carencias de un Villa del Río que volvió a evidenciar su falta de contundencia defensiva. Muy blando en las marcas y perdiendo balones en zonas prohibitivas, algo que se está convirtiendo en habitual en la presente temporada.

Aún así, los jugadores de Eduardo Fernández tiraron de orgullo y lejos de venirse abajo trataron de maquillar ese contundente marcador adverso. Pero de nuevo volvieron a aflorar sus problemas con el gol. Y es que tuvieron numerosas ocasiones para marcar, algunas de ellas mano a mano con el portero, pero su efectividad realizadora sigue estando bajo mínimos. Dani Frías (min. 65) con un remate desde la frontal que se fue lamiendo el larguero, abrió el rosario de ocasiones, en las que Juampe (min. 72 y 74) desperdició dos pases de la muerte de sus compañeros y sólo ante Canales no supo batirlo, ante la desesperación de sus compañeros de equipo, incrédulos, ante tanta falta de pegada.

Los locales ya jugaban con el reloj a su favor y trataban de dosificar esfuerzos. Sus intentonas ofensivas ya eran contadas. Tate pidió penalti, cuando tras un centro suyo el balón pudo impactar en el brazo de Álvaro. Torralbo Pozuelo muy cerca de la acción, dejó seguir el juego.

 

Madueño se lleva un balón perseguido por Prieto.

 

Y como los males no suelen venir nunca solos, los villarrenses vieron como al contundente marcador adverso se unieron en apenas con unos minutos de diferencia, las lesiones de Juanca y Juampe, en dos jugadas absolutamente fortuitas y que les obligaron a dejar el terreno de juego. Con el cupo de cambios casi agotado, tuvieron incluso que terminar el partido jugando en inferioridad numérica.

El gol de Dani Frías, a un minuto del final, tras sorprender a Canales con un remate lejano, cuando éste estaba adelantado, sirvió para maquillar el marcador final.

En resumen justo triunfo de un sobrio y efectivo Ciudad Jardín que continuará una semana más encabezando la tabla clasificatoria de la categoría, ante un Villa del Río ambicioso y voluntarioso, pero que volvió a ser víctima de sus propios errores.

El próximo domingo el Villa del Río C.F. retornará al Polideportivo Municipal para enfrentarse a La Rambla C.F. en partido correspondiente a la 13ª jornada liguera.