ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES UNA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Cruz Roja y Cáritas atienden a casi 3.200 inmigrantes en este año

CORRESPONSALES. CÓRDOBA Domingo , 22-11-09
La crisis y las campañas agrícolas están haciendo que el número de
inmigrantes atendidos en los diferentes centros de la Cruz Roja y
otras organizaciones benéficas en la provincia haya crecido,
provocando, en algunos casos, que la situación resulte casi
insoportable.
Así, los centros del Alto Guadalquivir, que cada año acogen a más de
un millar de inmigrantes atraídos por la recogida de aceituna, tienen
una difícil tesitura. Es más, extraña que, a pesar de este importante
contingente, la comarca sigue sin contar con ningún centro oficial de
acogida ni público ni privado.
Esta responsabilidad recae en las delegaciones que Caritas
Interparroquial posee en Adamuz, Cañete y Montoro. En esta última, la
situación «se prevé alarmante», afirmó Alfonso Sánchez, responsable
del suministro. La ayuda empieza a escasear y la impotencia por
asistir a todas las personas que solicitan ayuda «se acrecienta». Sólo
por Montoro, el pasado año pasaron más de 800 personas.
De ellas, el 80 por ciento son rumanos, y un 15 por ciento, del norte
de África, con Marruecos de principal país de origen. Sudafricanos y
lituanos completan el perfil de inmigrantes, informa A.O.S.
El inicio de la campaña de recogida de aceituna en Baena supone un
aumento en la llegada de inmigrantes, según confirmó el vicepresidente
de Cruz Roja, Juan Manuel León de Toro, quien apuntó a diciembre como
punto álgido de la afluencia.
No hay trabajo para todos
Este año la situación es más complicada, ya que «los tajos ya han
comenzado y no habrá trabajo para los que no cuenten con el respaldo
de un empresario con el que hayan trabajado anteriormente». León de
Toro, no obstante, señaló que, como novedad este año, la mayoría de
los que llegan al centro tienen sus papeles en regla, como confirman
las más de cien inscripciones realizadas en el punto de empleo de Cruz
Roja. En 2008 pasaron unas 1.200 personas fundamentalmente magrebíes o
subsaharianos, aunque este año hay una presencia importante de
rumanos, polacos y lituanos, informa T.P.C.
En Cruz Roja de Puente Genil se han atendido ya a 427 personas nuevas,
de las cuales 106 eran solicitantes de asilo; 199 fueron atendidas a
través del programa de acogida de emergencia y humanitaria y 122,
acogidas en situación de extrema vulnerabilidad. Los solicitantes de
asilo proceden de Liberia, Costa de Marfil, Camerún, Nigeria, Togo,
Guinea, Irán y Cuba, mientras que los que vienen en situación de
acogida de emergencia proceden de Nigeria, Argelia, Senegal, Camerún,
Gabón, Chad, y Costa de Marfil, informa V.R.
Según Francisco Alcaraz, técnico del Centro de Encuentro y Estancia
Diurna para inmigrantes de Palma, este año ha subido el número de
atenciones a inmigrantes, pasando de los 170 de noviembre de 2008 a
los 222 de octubre pasado, de los que más del 60 por ciento son
rumanos. Eso no significa que acudan más inmigrantes a recoger la
naranja, sino que cada vez son más los que conocen este servicio y van
a él en situación precaria, informa J.J.S.
El centro de atención básica al inmigrante de Lucena cumple su cuarto
ejercicio, aunque este año en el primer mes de apertura se ha notado
un descenso de solicitantes del servicios -rumanos, búlgaros y
marroquíes-, ya que la contratación para la aceituna ha sido menor.
Hasta la fecha, 230 adultos han pasado por las instalaciones de Las
Fontanillas, a los que hay que sumar más de medio centenar de niños,
informa R.M.
De igual modo, la atención a inmigrantes en localidades como Aguilar
se lleva a cabo por Cáritas. La representante de esta organización,
Margarita Lucena, explicó que en las últimas semanas se ha detectado
un aumento de rumanos que acudieron a la aceituna lucentina, informa
J.P.