ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

lunes, 4 de febrero de 2019

Hoy día 4 de Febrero es el Día Mundial contra el Cáncer

Hoy día 4 de Febrero es el Día Mundial contra el Cáncer. La AECC
presenta su campaña con el lema ACÉRCATE A MI REALIDAD Y DESCUBRE MIS
EMOCIONES.
Además la AECC celebra el VIII Foro contra el cáncer en el se va a
poner de relieve la necesidad de atención psicológica para el paciente
y su familia.

Para la Asociación Española Contra el Cáncer, la persona afectada por
la enfermedad es tanto el paciente como el familiar. Según la
literatura científica, el 30% de ellos van a necesitar algún tipo
atención psicológica especializada. Esto significa que en España hay,
a día de hoy, casi 236.000 personas afectadas por cáncer que podrían
necesitar tratamiento psicológico especializado.
Hemos realizado el primer informe sobre la atención psicológica
especializada a pacientes con cáncer y sus familiares en España,
haciendo foco en la atención hospitalaria porque es el lugar donde van
a estar habitualmente alrededor de un año -fase crítica de la
enfermedad-, y los primeros resultados muestran que el 94% de las
Comunidades Autónomas o no ofrece tratamiento psicológico
especializado a pacientes y familiares o es insuficiente. En cuanto a
los hospitales públicos la proporción es que el 48% de ellos tampoco
ofrece atención psicológica y el 52% restante, es insuficiente.

En la Asociación llevamos más de 30 años ofreciendo atención
psicológica especializada a pacientes y familiares y sabemos que esta
intervención muestra un importante efecto beneficioso sobre los
niveles de distrés, así como en la sintomatología de ansiedad y
depresión de las personas con cáncer que la han recibido.

La Asociación ha atendido, en su servicio de atención psicológica
durante el 2018, a 30.653 personas afectadas por la enfermedad, de los
cuales un tercio se han atendido en el entorno hospitalario

La cobertura de la AECC, prestada por los más de 250 profesionales de
la psicología de la entidad, supone un 13% de las personas que
necesitan atención psicológica, quedando por cubrir el 87% restante

Para una atención integral y de calidad a las personas afectadas por
el cáncer, el ámbito psicológico debe estar integrado en el cuidado
habitual.
Sin embargo, y según el Informe Necesidades no Clínicas de los
Pacientes con Cáncer y Acompañantes en España: una visión
multidisciplinar presentado por la Fundación ECO y la AECC en 2018,
esta necesidad no siempre está cubierta: solo el 21,3 por ciento de
los oncólogos médicos y el 31,4 por ciento de los enfermeros dicen
ofrecer y derivar al servicio de atención psicológica de manera
rutinaria.

Es necesario que las personas afectadas por el cáncer tengan cubiertas
sus necesidades de atención psicológica y el sistema garantice la
detección precoz de los niveles de distrés, tanto de pacientes como de
familiares, desde el primer momento del diagnóstico, y el acceso a
tratamiento psicológico especializado cuando lo necesiten. En este
sentido, desde la AECC creemos que, concretamente en el ámbito
hospitalario, al familiar del paciente con cáncer se le debe
considerar como afectado por la enfermedad y recibir el mismo trato
que el paciente, garantizándose como mínimo, la evaluación de los
niveles de distrés -tanto de pacientes como de familiares- desde el
primer momento del diagnóstico y el acceso a tratamiento psicológico
especializado cuando lo necesiten.

Por tanto, la AECC solicita que en el proceso de atención a las
personas con cáncer y sus familiares se incluya necesariamente:

La medición del 'distrés' o malestar emocional como el sexto signo
vital después de la temperatura, presión arterial, pulso, frecuencia
respiratoria y dolor, incorporándose a la historia clínica tanto del
paciente como del familiar que acompaña habitualmente a la persona
enferma.
La derivación a atención psicológica especializada cuando el grado de
distrés identificado indique la necesidad de este nivel de
intervención.

Y se garantice la cobertura de la necesaria atención psicológica
especializada para pacientes y familiares, bien con los recursos
propios del sistema o bien integrando los recursos asistenciales que
ofrecen entidades sin ánimo de lucro, como la Asociación Española
Contra el Cáncer