ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

lunes, 24 de marzo de 2014

Pepi Mantas obtiene el segundo premio en el Concurso Nacional de Saetas de Cartagena.

La iglesia de Santa María de Gracia, en Cartagena, acogió este fin de semana la final del Concurso Nacional de Saetas, en la que se impuso el onubense Juan Fariña por delante de otros dos andaluces, la cordobesa Pepi Mantas y el sevillano Miguel Ángel Lara.
Imágenes integradas 1

       
Los ganadores de la primera edición del Concurso Nacional de Saetas ya tienen nombre y apellidos
El pasado sábado la Iglesia de Santa María de Gracia acogía la final de este certamen en el que Juan Fariña, de Huelva, se hacía con el trofeo tras una reñida competición.
 La Agrupación de Portapasos de la Santísima Virgen de la Piedad organizaba este certamen, junto a la colaboración de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cartegana, y con motivo del 50 aniversario de la Coronación de la Virgen.
Centenares de fieles de diferentes puntos del país asistían a este concurso para disfrutar de una noche de saetas cargada de emoción y fervor. De los 17 que se presentaron a la iniciativa, sólo 5 fueron los afortunados en subir a este escenario para disputarse el primer puesto. Aunque eso sí, todos se llevaron un premio para reconocer su dedicación a este arte.
Pepi Mantas (Córdoba) se quedó a las puertas de tan ansiado trofeo con un merecido segundo puesto. En tercer lugar, se quedaba Miguel Angel Lara El Canario (Sevilla)
Manuel Cuevas (Sevilla) se ganó el Premio al Mejor Cantaor Joven y Salvador Salas El Potro (La Unión) se hacía con el de Mejor Letra.  
El primer premio está dotado con 1.800 euros, y un trofeo, realizado por el escultor cartagenero Fernando Sáenz. El segundo premio consiste en 1.000 euros y una placa. El tercer premio son 700 y placa. El Premio Jóvenes Promesas, dotado con 700 euros, y un Premio a La Mejor Letra, dedicada a la Santísima Virgen de la Piedad, dotado con 500 euros y placa.
La Casa del Folclore de La Palma acogía las semifinales el pasado mes de febrero con la participación de casi una veintena de concursantes que pusieron todo su empeño e ilusión en llegar a la tan reñida final del pasado sábado.