ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

jueves, 29 de mayo de 2014

La Cámara de Cuentas detecta errores en la Mancomunidad del Alto Guadalquivir


MANUEL J. ALBERT | 28 de mayo de 2014 a las 19:16 | No hay comentarios
Google +0 20 21meneame0
cordópolis-12
El organismo auditor señala deficiencias e incumplimientos contables
La Cámara de Cuentas ha detectado una serie de irregularidades en el funcionamiento de la Mancomunidad de Municipios del Alto Guadalquivir (MMAG). Según un resumen del informe realizado, y que se ha colgado en la web de la entidad, la Mancomunidad no ha aprobado la Cuenta General del ejercicio 2010 ni las de los ejercicios anteriores. Además, la Cuenta General correspondiente al ejercicio 2011 está formada por las cuentas anuales de la MMAG, sin incluir las de la sociedad mercantil dependiente ni la preceptiva Memoria.
Por todo ello, la Cámara recomienda a la MMAG, como entidad gestora de fondos públicos, "la obligación de informar, justificar y responsabilizarse de la actividad económico-financiera que ha realizado durante el ejercicio". Para ello, la entidad tiene que elaborar sus cuentas anuales, "ya que reflejan la forma en la que se ha desarrollado su actividad y proporcionan información sobre la gestión de los servicios públicos realizados".

Entre todas las presuntos irregularidades apuntadas, la Cámara de Cuenta detecta la "inexistencia de relaciones nominativas certificadas, así como la falta de respuesta a la petición de confirmación de los saldos del 61% de los acreedores requeridos", lo que ha imposibilitado verificar los saldos acreedores de la MMAG.
Asimismo, la Cámara señala que "la MMAG no ha establecido procedimientos administrativos y de supervisión que garanticen el adecuado registro de todas las operaciones y cumplimiento de los principios y normas de contabilidad aplicables". El informe señala que este hecho ha generado que, por un lado, "haya numerosos errores y deficiencias detectados en la imputación de las aplicaciones presupuestarias y de las cuentas del balance y del resultado económico-patrimonial, que en la mayoría de los casos proceden de ejercicios anteriores a los fiscalizados". Y aunque la mayoría de las incidencias suponen importes inmateriales, el documento señala de forma resumida, "que se han llevado a cabo reclasificaciones de los Derechos Reconocidos Netos de 2010, por 2000 euros, de las Obligaciones Reconocidas Netas de 2010 y 2011, por 6.256 euros y 50.919 euros, respectivamente, y ajustes en las siguientes cuentas del ejercicio 2011″.
En el balance de situación actual, la Cámara de Cuentas constata que el importe total de los ajustes reducen el Activo y Pasivo en 2.599.545 euros y que la cuenta del resultado económico y patrimonial incrementan el desahorro presentado en 7.257 euros, por lo que las pérdidas de ejercicio ascienden a 32.267 euros. El saldo del Remanente de Tesorería para Gastos Generales pasa de 90.409 euros a, una vez ajustado, 83.152 euros.
Por otro lado, la Critica que la falta de procedimientos administrativos y de supervisión haya ocasionado que la MMAG no cuente con un inventario de los bienes que figuran registrados en las cuentas del inmovilizado. Asimismo, prosigue el informe, "la Mancomunidad tampoco contabiliza las amortizaciones de los bienes del inmovilizado (…) ni ha hecho uso del sistema de información que permite el seguimiento de los proyectos de gastos con financiación afectada.
Por último, a la Cámara de Cuentas le llama la atención que la Mancomunidad carezca "de manuales o instrucciones que establezcan los procedimientos a seguir en el funcionamiento de los servicios y delimiten las tareas que se atribuyen a los distintos puestos encargados de su realización". Tampoco hay un marco regulador donde se establezcan las condiciones aplicables a los empleados laborales de la Mancomunidad. "Ni existe un plan de organización que proporcione una segregación de las funciones a desarrollar". De hecho, durante los ejercicios fiscalizados "las funciones propias de la tesorería, contabilidad, gestión de personal y programa de cultura se ejercen por la misma persona, cuyo puesto lo desempeña una administrativo (…) Esta trabajadora está adscrita como técnico en el área de Cultura, cuyo sueldo se financia con la subvención que para este fin otorga la Diputación Provincial de Córdoba".