ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Tablas en el histórico duelo de rivalidad comarcal .

Crónica partido 8ª jornada de liga de la Primera División Andaluza. Grupo de  Córdoba.

 

Respuesta masiva de ambas aficiones que tuvieron un comportamiento exquisito.
 

A.D. F.B. Bujalance   

Villa del Río C.F. 1

 

Bujalance- Pablo, Salchi, Morientes (Guerrero min. 52), Ortega, Chus, Pájaro (Diego Moreno min. 78), Jesús Medina, Juan Castro, Agus, Rafalillo y Joselillo (Luichi min. 52)

Villa del Río- Mejicano, Rubio (Mariano min. 83), Zamora, Medina, Obregón, Cris, Porfi, Celso, Puyer (José Luís min. 70), Diego Aguilera (Germán min. 53) y Faico.

 

Árbitro- José Luís Rada Arroyo. Estuvo auxiliado en las bandas por Víctor Rada Arroyo y Ramírez Chacón. Amonestó a los locales Agus y Salchi y a los visitantes Puyer y Obregón.

 

Goles- 1-0 (min. 3) Rafalillo  1-1 (min. 26)  Porfi

 

Incidencias- Unos quinientos espectadores se dieron cita en el Estadio Municipal de Bujalance, aficiones que cohabitaron con una absoluta corrección, en una tarde soleada pero muy fría.

 

Comentario-  (Firma: Francisco J. García)

 

Justo reparto de puntos. El duelo de rivalidad comarcal del Alto Guadalquivir pudo caer para cualquier lado, ya que ambos equipos tuvieron sus opciones de hacerse con el triunfo, pero finalmente los goles de Rafalillo y Porfi dejaron el empate en el marcador.

 

 

El partido revivió el ambiente de los derbys de antaño, ya que numerosos aficionados de uno y otro equipo trataron de arropar a los suyos. No hubo ni la pasión ni la tensión de aquellos duelos de finales de la década de los 70 e inicios de los 80, pero la imagen del graderío y las dos bandas evocaban a aquellos tiempos y presentaban un inmejorable aspecto, hecho que sin lugar a dudas se agradece por que engrandece este olvidado fútbol modesto.

Los más rezagados en llegar al recinto deportivo se perdieron el primer gol del partido. Y es que no había llegado el crono al minuto tres de juego cuando un centro-chut de Rafalillo a escasa distancia de la línea de fondo, se envenena y acaba entrando por la escuadra opuesta de un sorprendido Mejicano. El estreno del guardameta tras su retorno a la portería villarrense, tras una breve etapa en las filas de El Higuerón, no pudo ser más desalentador, ya que el rival en su primer remate le batía.

Por tanto sin haber roto a sudar ninguno de los dos contendientes, el marcador ya anunciaba la ventaja local. El Villa del Río trata de resarcirse y para ello intenta llevar la iniciativa en el juego buscando siempre la movilidad y la velocidad de Porfi. El de Pedro Abad gozaría de la primera oportunidad de los suyos, tras una dejada de Puyer en la frontal del área, su remate se fue fuera por poco.

 

 

Pero el Villa del Río vuelve a evidenciar los errores que tanto daño le están haciendo esta temporada. Y es que dentro de la buena imagen del equipo, donde muestra un buen control de balón, verticalidad y creando peligro en el área rival, llegan ciertas desaplicaciones defensivas, por falta de concentración y contundencia, que regalan clarísimas ocasiones (y goles) al rival. Sin ir más lejos en el minuto veintiuno, volvió a ocurrir algo similar. Tras un pase largo del Bujalance, el lateral Zamora falla estrepitosamente y deja a Joselillo una autopista libre hacia Mejicano. El atacante verdinegro aguarda la salida de Mejicano para asistir a Juan Castro para que marque a portería vacía. La rápida acción defensiva de Rubio, al echarse al suelo, evita un gol cantado.

Y lo que es el fútbol, del posible dos a cero, se pasa al empate a uno en el marcador. Una pérdida de balón local, al intentar poner de manera rápida el balón en juego, acaba en una jugada de ataque visitante, culminada por Porfi con un remate cruzado desde la frontal del área.

Las tablas reactivan la intensidad en el medio campo donde ambos equipos se fajan defensivamente realizando un enorme derroche físico. Nadie realiza la más mínima concesión y la pérdida de balones en zona comprometida es el objetivo a evitar en ambos bandos.

Las jugadas a balón parado parecen la mejor y más rápida manera de crear peligro. El rojillo Medina en el veintiocho y el verdinegro Ortega en el treinta y dos, rematan en el corazón del área pero sin puntería.

Tras el paso por vestuarios, es el Bujalance el que intenta meterle una marcha más al partido y adelanta sus líneas. Y dispone de dos claras ocasiones para haber retomado la ventaja en el marcador. Si en la primera, tras un remate a bote pronto de Jesús Medina (min. 50), el balón se fue arriba. En la segunda, tras una gran jugada de Juan Castro, el remate de Agus se topó con las manos de Mejicano que hizo la parada de la tarde. Impresionante la intervención del portero villarrense, ante un chut fortísimo y a bocajarro.

 

 

El Villa del Río trata de salirse del acoso local y un lanzamiento de falta de Cris, obliga a Pablo a sacar sus puños para evitar el gol. Los minutos pasan y el cansancio hace mella en uno y otro equipo. Por tanto ambos optan por la practicidad, el balón apenas pasa por medio campo y el pase en largo se convierte en la mejor y única manera de crear situaciones de ventaja en las proximidades de ambas áreas. Pero las defensas saben a quien controlar y Agus y Rafalillo en los locales y Porfi y Faico en los visitantes, son marcados muy de cerca.

Tras un saque de esquina de Cris, Celso, absolutamente desmarcado, agarró una volea que no encontró portería. Fue la última ocasión reseñable de peligro.

Los últimos minutos fueron de gran tensión y emoción, con dos equipos aplicando la misma estrategia, balones arriba. Dada la calidad en las vanguardias de ambas formaciones y la posibilidad latente de cualquier error defensivo, la incertidumbre se mantuvo hasta el pitido final.

En resumen un empate final que posiblemente haga justicia a lo exhibido en el terreno de juego. El Villa del Río C.F. sigue invicto en sus desplazamientos tras cuatro salidas, mientras que a la A.D.F.B. Bujalance le sigue costando mucho sacar sus citas caseras.

 

El próximo domingo el Villa del Río C.F. vuelve a desplazarse, en esta ocasión será hasta la vecina localidad de Cardeña para enfrentarse al cuadro local.