ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

lunes, 5 de febrero de 2018

Yo también soyexcluido…social….?

Ok

Yo también soyexcluido…social….?

Casi 600.000€ se van a emplear en el arreglo del paseo Adolfo Suárez,
paseo del pabellón, próximamente, según he leído en la web
http://villadelriocordoba.blogspot.com.es/. Sería muy ruin decir que
no me alegro de las nuevas construcciones o arreglos de nuestro
mobiliario urbano. Es preciso y a la vez precioso ver como nuestro
pueblo se embellece para el disfrute de todos. Llamadme egoísta, pero
lo que me marea, por decirlo así, es las cantidades enormes que se
barajan para tal fin, aunque peco de ignorante, supongo, al no saber
elpresupuesto de la obra y la de esas cantidades, lícitas por
supuesto, para tal fin. Lo que me enerva dentro de mí es que llevo
pidiendo en "la casa grande," casi dos años, para que, al menos, me
contraten un mes o dos para así poder sufragar el precio de la
reparación de mi silla eléctrica, bastante deteriorada ya, y de coste,
menor que el del paseo por supuesto, inalcanzable para los recursos
que poseo, y en estos dos años todo han sido silencio o promesas
verbales estériles. Yo también pertenezco a ese numeroso grupo de
gente a los que catalogan de "exclusión social". Una bonita palabra
que se inventaron para descartar a unos y otros de manera singular, y
legal, con la que se define a ese grupo de personas, de pocos
recursos económicos, que pueden solicitar un trabajo. Esas personas
suelen salir, cuando salen claro está, a barrer las calles, limpiar
jardines, arreglar glorietas o limpiar una oficina, y creo que yo,
desde mi silla de ruedas eléctrica también puedo, tengo derecho y,
casi puedo decir que, exijo realizar otros trabajos acordes a mi
discapacidad. Sí que hay trabajos que ocupar y sí que la ley me ampara
para ocupar esos puestos de trabajo y sí creo que, si hay buena
voluntad, se deben de ofrecer a los que realmente los necesitamos. Yo
lo necesito, lo he pedido, lo he, incluso, suplicado, a los que
trabajan para darnos trabajo, pero claro, ahí está que exista la buena
voluntad, la buena gestión, el distribuir adecuadamente el puesto para
las personas que realmente lo necesitan, que lo necesitamos.
Seguramente cuando pase un tiempo, creo que ya muy corto, no
necesitaré ayuda para el arreglo, lo necesitaré para una silla nueva,
entonces el coste tendrá otros niveles económicos imposibles,
Entonces, pienso, claro, desde ese lugar privilegiado de confort,
desde donde se ordenan las cosas, desde donde se ejecutan las órdenes,
donde se nos dicen cuáles son nuestros deberes y obligaciones,
correrán un tupido velo y "si te he visto no me acuerdo". Me apena
todo esto, y más aún cuando en periodo electoral todos, sin excepción,
te reclaman, te abordan con promesas vanas hechas de pompas de jabón,
con sonrisas que por dentro son muecas de ignorancia, con un fin claro
y conciso: "votadme,…votadme,…votadme". Y mientras, los que no podemos
conseguir nuestros propósitos nos envían al departamento de Asuntos
Sociales, manera que muchos tienen de escurrir el bulto, para que nos
muramos de cansancio llevando papel tras papel, fotocopia tras
fotocopia, sabiendo que el fin de todo es la negativa a tu propuesta.

Todo esto me asquea, no quiero saber ni cuáles son los entresijos que
debe de haber para hacer esa selección del personal porque seguramente
entrará en ebullición mi adrenalina de tal manera que reventaría por
algún lado. No me quedan ya muchos recursos para implorar ese puesto
de trabajo que soluciones estos problemas pero bueno, quizás meterme
en "lacasa grande" y hacer una huelga de hambre indefinida sería una
buena solución.

Seguiré pensando qué hacer.



Saeton666@hotmail.com