ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

sábado, 28 de julio de 2012

El nuevo canon de riego enoja a los olivareros del alto Guadalquivir

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir propone introducir un canon de 139 euros por hectárea para los riegos de apoyo del olivar GINÉS DONAIRE Jaén 27 JUL 2012 - 19:28 CET1 La propuesta de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir de introducir un canon de 139 euros por hectárea para los riegos de apoyo del olivar ha soliviantado a los olivareros de la cuenca alta, que la califican como un abuso y se quejan del agravio comparativo respecto a las tarifas impuestas a los regantes del valle inferior de la cuenca (arroceros, principalmente), que pagarán como media unos 62 euros por hectárea. La Confederación del Guadalquivir ha propuesto, por vez primera, una indemnización en concepto de un segundo canon complementario a los titulares de concesiones de aguas invernales (del 15 de septiembre al 15 de abril) que soliciten el riego de apoyo al olivar, por lo que estos tendrían que pagar 38,95 euros por el canon de su concesión más otros 100 euros por hectárea por ese segundo canon, para consumir en total 1.500 metros cúbicos por hectárea, lo que supone 138,95 euros por hectárea. “Es una medida que no tiene precedente”, denuncia el secretario regional de UPA, Agustín Rodríguez, que recuerda que en años anteriores el canon de riego para los olivareros nunca superó los 50 euros por hectárea. Desde la UPA se acusa a la Confederación de “falta de rigor” por basar la revisión de las tarifas en un incremento de la renta agrícola para 2012 y 2013, a pesar de que en cultivos como el olivar las previsiones apuntan a una disminución de la renta del 50% por la caída de la producción y los bajos precios. El nuevo canon de riego ha vuelto a enfrentar a los olivareros con los arroceros del bajo Guadalquivir. Para Agustín Rodríguez, “se vuelve a las prácticas de privilegios a zonas regables concretas, como el Valle Inferior, para el que se propone un canon de 36,22 euros hectárea, la más baja de su historia, cuando el grueso de las zonas regables se sitúa en 62,75 euros, algo que no tiene ningún tipo de justificación, ni técnica ni jurídicamente”. El dirigente de la UPA pide a la CHG que explique cómo es posible proponer ese canon para una zona que tiene un consumo medio de 6.000 metros cúbicos hectárea, y plantear para el riego de apoyo al olivar 100 euros por hectárea, cuando el consumo es de 1.000 metros cúbicos. "¿Dónde está la proporcionalidad? Es un auténtico despropósito y no vamos a consentir que aquellos que más agua ahorran, los olivareros de Jaén y de otras provincias, paguen un canon muy superior a los que gastan seis veces más agua”, exclamó Rodríguez, tras anunciar que recurrirán el canon en los tribunales y emprenderán movilizaciones. Por su parte, Feragua, la organización de regantes mayoritaria en el bajo Guadalquivir, ha mostrado su valoración “globalmente satisfactoria” sobre la propuesta de canon del sistema de regulación general, por cuanto se reduce respecto a años anteriores, aunque señalan que los regantes “siguen soportando los gastos generales más altos de todas las cuencas españolas”. También reclaman la aplicación de las bonificaciones por menor consumo una vez que finalice la campaña 2012 para las comunidades de regantes que sean más eficientes y ahorren agua para campañas venideras.