ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

sábado, 20 de marzo de 2010

La obra de Pedro Bueno estará presente en el nuevo Centro de Arte Rafael Botí

Las lluvias provocan un retraso en la tercera fase del Centro Rafael Botí
La empresa adjudicataria de las obras se ve obligada a pedir una
prórroga y las nuevas previsiones apuntan al mes de junio para la
conclusión de los trabajos · Aún quedará una fase de terminación del
edificio
ALFREDO ASENSI / CÓRDOBA | ACTUALIZADO 20.03.2010 - 05:00

(El Dia de Córdoba)
El Centro de Arte Rafael Botí también se ha visto afectado por las
lluvias caídas en los últimos meses, que han obligado a demorar
algunas de las intervenciones previstas en la tercera fase del
proyecto. La empresa que realiza las obras, Urpaca S. L., va a
solicitar una prórroga para concluir los trabajos, que darán paso a
una fase de terminación después del verano.

"De los últimos 90 días ha llovido en 65 y esto ha afectado
inevitablemente a las obras", señala el arquitecto del proyecto, Juan
Aparicio. Las labores de enfoscado, colocación de cubiertas y tela
asfáltica y terminación del patio interior y de la fachada serán
desarrolladas en los próximos tres meses, junto a los trabajos de
carpintería exterior, solería, tabiques y preinstalación eléctrica.
Los responsables del proyecto trabajan con un nuevo plazo que
establece en junio, si no hay obstáculos, la conclusión de esta fase,
presupuestada en 550.000 euros. Posteriormente se llevaría a cabo el
proyecto de terminación, que, con un plazo aún por definir, contempla
la carpintería interior, la instalación completa de aire acondicionado
y electricidad, la pintura y algunos trabajos de decoración.

"Es una instalación compleja por la naturaleza del edificio", señala
Aparicio, "ya que los cuadros requieren unas condiciones concretas de
temperatura y humedad. En el sótano, por ejemplo, se va a instalar una
máquina hecha a medida para la conservación de las obras las 24 horas
del día. También se colocará una caldera para quitarle humedad al aire
en invierno".

El Centro de Arte Rafael Botí se sitúa sobre un solar de forma
poligonal con una extensión superficial de 395,36 metros cuadrados,
frente a la plaza de Judá Leví y la Oficina Municipal de Turismo.
Tiene una fachada libre de 15,36 metros que da a la calle Manríquez.
La primera piedra fue colocada por el presidente de la Diputación,
Francisco Pulido, el 17 de junio de 2005. Los plazos iniciales
situaban la conclusión de la obra, presupuestadas en 1.200.000 euros,
en los meses finales de 2007, por lo que el edificio será inaugurado
probablemente con más de tres años de retraso. En 2002 comenzaron las
catas arqueológicas en el solar, que dieron como resultado el hallazgo
de diversos restos arqueológicos, entre ellos un muro califal y una
canalización almohade, a los que se unió en el desarrollo de las obras
un fragmento de mosaico romano. En 2006 se llevó a cabo la primera
fase del edificio (adjudicada a la empresa Mondisa, S. A.),
consistente en los trabajo de excavación y cimentación, y entre
septiembre de 2007 y febrero de 2008, la segunda (desarrollada por
Incode S. A.), consagrada a la construcción de la estructura y que
incluyó algunos arreglos adicionales.

El centro, diseñado por el arquitecto José Chastang, se estructura en
tres plantas sobre rasante y cuenta con un sótano para servicios y
almacenes. Integrará los restos arqueológicos hallados, iluminados
cenitalmente desde el patio de la planta baja. Del mismo modo, se
planteó la creación de un espacio arquitectónico conjunto para su
mejor contemplación y que servirá de antesala a la zona de archivo,
restauración, vestuarios, aseos generales y almacenes de cuadros.

La planta baja acogerá la zona de control de acceso, la sala para
biblioteca y archivo documental, una sala polivalente para reuniones o
exposiciones, los aseos y el patio principal con galería. En la planta
primera se localizará una de las salas de exposición, con capacidad
para unos 200 cuadros, junto a un área administrativa y de
almacenamiento.

Finalmente, la planta segunda estará destinada a salas de exposición,
con capacidad para 250 obras, y la planta de cubiertas podrá
utilizarse para actos culturales y exposiciones.

El equipamiento albergará los fondos artísticos de la Diputación,
incluidas las colecciones de la Fundación Provincial de Artes
Plásticas Rafael Botí, y sus futuras adquisiciones de obras de arte.
Además de esta función, el Centro de Arte Botí será un espacio para
exposiciones temporales.

Rafael Botí, Antonio Rodríguez Luna, Pedro Bueno, Julio Romero de
Torres, Ángel López Obrero, Pepe Espaliú y Equipo 57 son algunos de
los artistas y colectivos que estarán representados en las salas de
este centro, concebido por la Diputación como una aportación al
proyecto de la Capitalidad Cultural de 2016.