ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

domingo, 22 de mayo de 2011

El Gobierno ve en Villa del Río una situación «catastrófica» y aprueba las ayudas

Rubalcaba transmite el pésame del Consejo de Ministros a la familia de la mujer que perdió la vidaLa limpieza sigue en los dos municipios, que tratan de regresar a la normalidad
ANDRÉS ORGAZ / CAÑETE / VILLA DEL RÍO
Día 21/05/2011 comentarios
AARÓN .Los vecinos de Cañete de las Torres trabajaban ayer retirando lodo y agua de sus casas y calles, intransitables tras la riada Mientras Cañete de las Torres y Villa del Río luchaban por volver a la normalidad tras la brutal tromba de agua que sufrieron el miércoles, el Consejo de Ministros aprobó ayer ayudas para Andalucía y Extremadura, las dos comunidades que más sufrieron las lluvias caídas hace tres días. Oscilan entre los 2.580 euros por daños a enseres hasta los 18.000 por fallecimiento.
 
El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue el encargado de hacer el anuncio del acuerdo para agilizar las compensaciones económicas a los vecinos de Villa del Río y Cañete de las Torres. El «número dos» del Ejecutivo central aseguró que en este último municipio la situación era «catastrófica realmente». No en vano, Rubalcaba debía disponer de información de primera mano, ya que la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, había visitado ambas localidades el jueves.
 
Concretamente, el Gobierno dio luz verde a un acuerdo para que el Ministerio del Interior, en colaboración con la Junta y el Consorcio de Compensación de Seguros, proceda con la máxima urgencia posible a realizar las valoraciones de los daños sufridos y a tramitar los procedimientos de pago.
 
Cantidades previstas
Las cantidades previstas, que se acogen al Real Decreto de 18 de marzo de 2005, son de distinta cuantía. Para las viviendas oscilan entre los 2.580 euros por daños a enseres hasta los 15.120 euros por destrucción total del hogar. Además, se establece una ayuda por muerte o incapacidad absoluta y permanente de 18.000 euros. Si la riada afectó a establecimientos comerciales o empresariales, la cantidad es de 8.000 euros.
 
Cañete y Villa del Río, mientras tanto, se volcaron ayer en los trabajos de limpieza y recogida de escombros, lodo y enseres, tratando de volver a la normalidad lo antes posible. Para ello, una vez decretada la desactivación del Plan de Emergencias en la provincia, todos los parcipantes, efectivos y maquinaria de Emproacsa, Infoca, Consorcio de Extinción y Prevención de Incendios de Bomberos de Montoro, Policía Local, Protección Civil y Cruz Roja se afanaban en agilizar las tareas que permitan a cientos de familias recuperar sus viviendas.
 
En Villa del Río, las actuaciones se centraron en despejar el lodo acumulado en los polígonos industriales de La Vega y La Estrella y, principalmente, en las 60 viviendas de primera ocupación de Huertos Familiares que quedó arrasada tras desbordarse el arroyo El Cañetejo.
 
El afluente no pudo soportar la tormenta del pasado miércoles, tras caer 100 litros de agua por metro cuadrado en menos de dos horas. En esta zona se han habilitado tres contenedores de gran capacidad, donde las familias depositan los objetos destrozados por la riada.
 
Trabajadores que se suman
Se ha dispuesto un operativo integrado por dos retenes y tres vehículos autobomba del Plan Infoca, mientras que Obras Públicas ha cedido una máquina y un camión. Incluso los trabajadores del Profea del Ayuntamiento de Villa del Río han dejado el arreglo de varias calles en el que estaban ocupados, para sumarse a las tareas de reconstrucción tras la riada.
 
Así, Cáritas y los responsables eclesiásticos locales han coordinado una campaña que ofrece ropa y comida dos horas al día, entre las diez y las once de la mañana, y entre las ocho y las nueve de la tarde.
 
El Consistorio, a través de la mesa de incidencias, está inmerso en la definición y valoración de daños. Jesús Morales, concejal de Desarrollo, apuntó a ABC que «aún es pronto para conocer cifras, porque la prioridad es rescatar las viviendas de las familias».
 
En Cañete, la situación es idéntica, con un total de 300 viviendas afectadas, de las que 150 familias tuvieron que ser realojadas. Al municipio ha llegado un operativo para continuar la limpieza de carreteras, calles y viviendas, con un retén y dos vehículos autobomba del Plan Infoca.