ESTA NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

ESTO NO ES LA PÁGINA WEB DEL AYUNTAMIENTO.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Las riadas paralizan la actividad de casi el 80% de las industrias de Villa del Río

El Ayuntamiento villarriense estima que los daños causados en unas 40 naves disparan las pérdidas, calculadas en "muy millonarias" · Los municipios afectados han gastado ya unos 180.000 euros
 
Rafael C. Mendoza , alto guadalquivir | Actualizado 25.05.2011 - 05:01 EL DIA DE CORDOBA
 
La industria es el sector que se ha visto más seriamente afectado en Villa del Río como consecuencia de las trágicas riadas que se registraron hace justo una semana en este municipio y en Cañete de las Torres y que se saldaron con una víctima mortal en esta última localidad. En torno al 80% de los empresarios instalados en el principal polígono villarriense han paralizado su actividad y en numerosos casos apenas hay esperanzas de que puedan retomar el trabajo en los próximos días. Según detalló ayer a El Día el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Villa del Río, Jesús Morales, un primer avance de los informes técnicos arroja que los daños causados en las naves de este municipio van a disparar de una forma más que sobresaliente el capítulo de las pérdidas económicas. "Sin miedo a equivocarnos en absoluto podemos decir a día de hoy que las pérdidas han sido muy, muy millonarias", destacó el concejal de Unide de Villa del Río.
 
La cuantía de los daños crece a medida que van retirando el lodo acumulado en el polígono industrial tras la riada. Según manifestaron a este medio de comunicación desde el Gobierno local, los efectos de las riadas no sólo han destrozado las naves propiamente dichas, sino que además se han llevado por delante desde el mobiliario que había en el interior de estas construcciones hasta buena parte de la maquinaria que los industriales necesitan sí o sí para continuar con su actividad. Según detalló el primer teniente de alcalde del Consistorio villarriense, el número de naves afectadas en esta localidad se acerca a las 40, una cifra bastante considerable en el tejido industrial de este municipio situado en el Bajo Guadalquivir.
 
Los daños en las viviendas son, en el caso de Villa del Río -no así en el de Cañete de las Torres-, un apartado de menor enjundia. Como resaltó Morales, es cierto que hay casas que han quedado afectadas por las riadas, sobre todo las que radican en la zona de los Huertos Familiares, "pero, afortunadamente, ya no hay familias desalojada por este motivo". Sea como fuere, el Ayuntamiento se encuentra evaluando los daños para conocer con exactitud dónde y de qué manera se han producido. En Cañete de las Torres, por su parte, la situación es diferente. En este municipio hay un mayor número de casas afectadas y los daños en éstas son, en líneas generales, muy superiores. De hecho, según el Gobierno municipal, se está tramitando la declaración de "ruina" de cinco viviendas y no es descartable que se sume alguna más a este desgraciado listado. El número de reclamaciones como consecuencia de los destrozos sufridos por la riada ronda las 300 entre ambas localidades.
 
Las inyección económica -adelantos- que han realizado los ayuntamientos de Cañete de las Torres y Villa del Río para paliar los efectos de las inundaciones merecen un capítulo aparte. En espera de la llegada de ayudas tanto de la Diputación Provincial como del Gobierno central -aún está por ver si la Junta de Andalucía se sumará-, ambos consistorios se han desprendido hasta la fecha de unos 180.000 euros. Este dinero ha servido para pagar las facturas correspondientes al alquiler de la maquinaria apropiada para la retirada de los lodos, las tareas de limpieza, la contratación de personal especializado y la compra de víveres para dar de comer a quienes se han quedado sin nada. "Ha sido una ruina que vamos a notar y mucho en el presupuesto municipal", manifestaron las fuentes consultadas del Ayuntamiento de Cañete de las Torres.
 
Ha pasado justo una semana desde que una tormenta dejó más de 100 litros por metro cuadrado en apenas dos horas en los municipios de Cañete de las Torres y Villa del Río. La mayor desgracia fue el fallecimiento de una mujer de 80 años de edad a la que arrastró la riada desde su casa hasta 200 metros de la misma. A este trágico suceso le siguieron un amplísimo listado de naves industriales, viviendas, comercios y talleres que quedaron totalmente cubiertos de agua y barro.